Menu

¿Cómo llegamos a la FMS Internacional? Historia de la música negra

  • 14/09/2019

Al igual que la humanidad misma, África fue testigo del nacimiento de la música, y su crecimiento fluyó a través de todas las etapas de la historia. Cada región fabricó sus propios elementos de percusión y se expresó, reflejando sus vivencias y aventuras diarias, parándose sobre su propio dialecto.

Con el transcurrir de los tiempos, la humanidad tuvo situaciones de migración, en donde se relacionaron habitantes de distintas regiones, mezclando así, sus costumbres, ritmos y sonidos. De esa forma fueron mutando a través de los siglos los estilos y los instrumentos hasta el día de hoy, donde los cruces de distintas culturas siguen siendo las que generan la evolución de la música.

La transformación musical tuvo en los últimos dos siglos un factor en común: la comunidad negra, que siempre actuó como abanderada y pionera de los cambios. Si hablamos de migraciones no deseadas, una de las mayores fue la de los esclavos negros, vendidos a la fuerza desde África al mundo “civilizado”, sobre todo al continente americano. Entre finales del siglo XVII y mediados del siglo XVIII, esas ventas se hicieron principalmente a los recientemente independizados, Estados Unidos de Norteamérica, siendo los negros la única etnia en llegar en contra de su voluntad a formar éste nuevo país de inmigrantes. Y así empieza la historia de toda la música moderna, que no es más que la evolución constante de aquella chispa africana.

El principio

A finales del 1800, en los estados del sur, se empiezan a escuchar canciones de trabajo, melodías nacidas de improvisaciones cantadas a capella durante largas jornadas laborales, con el ritmo a la par del movimiento físico de la tarea que realizaban, en su mayoría recogiendo algodón. Esas canciones espirituales, religiosas, adaptadas por trabajadores o esclavos afroamericanos, fueron la génesis que dio inicio al BLUES a principios del 1900. En las primeras 3 décadas del nuevo siglo, el Blues fue tomando forma con los trovadores campesinos del sur, mientras paralelamente de ahí mismo nacía el JAZZ, que haría su propia escuela con un sonido y estilo propio en cada región.

La historia de toda la música moderna, que no es más que la evolución constante de aquella chispa africana.

Con la gran migración que se dio de los campos a las grandes urbes, entre la década del 20 y el 40, Chicago se convirtió en cuna del nuevo sonido negro. Los instrumentos eléctricos fueron necesarios en una gran ciudad colmada de ruido, y con esto el Blues fue subiendo de intensidad y ritmo. En los años 50 esa evolución le dio lugar a personajes como Little Richard y Chuck Berry (por citar algunos), quienes le dieron luz a lo que sería el ROCK AND ROLL.

Para la década del 60 ese nuevo género ya había sido adoptado por los blancos, dándole un éxito mundial. Mientras tanto, los afroamericanos ya estaban inmersos en un nuevo estilo que era conocido como SOUL, con la esencia de grandes cantantes y melodías más sentimentales.  A la vez, de la misma evolución por la que el blues derivaba en el soul, esté le daría lugar al FUNK, agregándole importancia al movimiento del cuerpo y el dejarse llevar. Y así los afroamericanos volvían a ser pioneros en estilos que luego se harían populares en todo el globo.

Nuevos Sonidos

Al mismo tiempo, en la Jamaica de los años '60, se empieza a utilizar al SKA de una manera distinta. Este estilo ya era muy popular entre los chicos rudos estadounidenses y también en muchos sectores de Inglaterra, como consecuendia de los miles de inmigrantes jamaiquinos que había allí. Estos chicos, por su condición de “rudos” no querían bailar tan rápido, ponían los discos a la mitad de velocidad y así se generó el ROCKSTEADY. Hasta que a mitad de la década los músicos empezaron a aumentar de nuevo el tiempo de los temas y le agregaron efectos, creando el REGGAE, que luego sería un éxito mundial gracias a Bob Marley y Peter Tosh entre otros. La comunidad negra lo había hecho de nuevo.

En los '70 el funk siguió mutando para fusionarse con el rock en algunos momentos, y en otros para darle más hincapié al baile y llegar hasta la música DISCO, la cual tuvo su momento de esplendor en los años 80. Esta nueva creación lleva ese nombre porque nace de las discotecas, donde por primera vez se podían mezclar las canciones y hacer que el baile sea ininterrumpido.

El auge de las discotecas entre los '70 y los '80 hizo que en lugares como el Bronx de Nueva York se organizaran fiestas populares en las calles, para los latinos o afroamericanos que no podían asistir a las discos. Esas fiestas se musicalizaban con funk y soul hasta el momento donde los DJs empezaron a separar la percusión y extenderla, para hacer que las canciones sean más bailables, una técnica que ya se utilizaba en la música DUB en Jamaica. Esta adaptación de los temas fue luego acompañada por otra nueva técnica llamada “rapping”, una técnica de canto rítmica, basada en la improvisación. Así es como nace el HIP HOP, un movimiento que agrupa otras disciplinas como el baile y el graffiti, además de lo musical y poético.

Con el transcurrir de los tiempos, la humanidad tuvo situaciones de migración, en donde se relacionaron habitantes de distintas regiones, mezclando así, sus costumbres, ritmos y sonidos

El hip hop nunca paró de crecer en ninguno de sus elementos desde su creación y en los años 80 se volvió muy importante en el aspecto musical de Estados Unidos, sobre todo entre las comunidades afroamericanas y latinas, pero en lo social todavía era mal visto por la comunidad blanca del país. La situacion continuo de esa manera hasta mediados de los '90, cuando los representantes de los barrios encabezados por artistas como Notorious B.I.G. y Tupac, toman poder y popularidad, pasando a convertirse en el sonido emblemático de la juventud norteamericana, para luego abrirse lugar al resto del mundo. Y si, los negros lo habían hecho de nuevo.

El nuevo milenio

En el comienzo del nuevo siglo ocurrió un evento puntual que generó una nueva ola de expansión: el estreno de la pelicula "8 Miles" en 2002. El film biográfico de Eminem, el rapero blanco que surge de los suburbios de Detroit, impulsó esa ola, pero fundamentalmente se convirtió en fuente de inspiración para que miles de jóvenes alrededor del mundo comenzaran a rapear como los negros, especialmente a hacer FREESTYLE. Esta rama del hip hop es una forma de improvisar rimas fluidamente, siguiendo un ritmo. Esa forma de rapear sin nada escrito, ni ensayado de antemano, partió de la idea de que estaba bien tener letras escritas y canciones, pero si no las podías improvisar en el momento sobre un escenario, y hacer explotar a la gente, perdías respeto. Por esta y varias razones, empezaron a surgir las Batallas de Freestyle, un formato que en los últimos años se convirtió en uno de los pilares mas pujantes del movimiento.

En el comienzo del nuevo siglo ocurrió un evento puntual que generó una nueva ola de expansión: el estreno de la pelicula "8 Miles" en 2002.

Esa disciplina creada por los negros, en los barrios marginales de EE. UU. Trascendió las fronteras e idiomas, calando hondo en los países de habla hispana, haciendo crecer el movimiento de las batallas a pasos agigantados. Desde el año 2005 la marca de bebida energizante Red Bull organiza la competencia de freestyle más reconocida en el idioma español, que reúne a competidores que clasifican en cada país para luego definir un titulo mundial cada año. Argentina está segunda en cantidad de títulos mundiales con tres (España lidera la tabla con cinco títulos), siendo Frescolate el primer campeón mundial del torneo en 2005 y Wos el último, el año pasado.

En el año 2017 la empresa Urban Roosters creó en España la competición Freestyle Master Series (FMS), una liga de 10 competidores que se van enfrentando durante varias jornadas. FMS impone un sistema novedoso, implementando reglas más marcadas a la hora de batallar y basándose en un ranking donde cada uno gana puntos en una jornada según el resultado de la batalla. A final de temporada la suma de esos puntos da un ganador y dos descendidos. Para ascender hay un ranking que agrupa a competiciones menores regionales donde los freestylers pueden sumar puntos para llegar a la liga.

En el 2018 Urban Roosters decide expandir la liga a nuestro país, luego del éxito mundial de la competencia de plazas más grande de habla hispana “El quinto escalón”. A esto se sumó este año la FMS Chile y FMS México dando lugar a la creación de FMS Internacional, competencia que reúne a los 4 mejores cada liga en 4 fechas donde cada país es anfitrión de una. Así llega este sábado al Estadio Hípico Argentino de Buenos Aires, la segunda jornada internacional, luego de haber sido en España el sábado pasado la primera de la historia.

Flasheaste va a estar ahí, agitando, pero también siendo consciente de la importancia y el recorrido de la cultura afro. La cual dejó ese legado que sigue generando movimiento, haciendo que miles de personas al otro lado del mundo, estemos festejando, haciendo ruido después de cada rima.